Search

Una oración por América


Nuestra nación vive una semana histórica y trascendental. La elección de un nuevo gobierno que regirá durante los próximos cuatro años los Estados Unidos de América, es una decisión que a todos concierne y beneficia o afecta de una u otra manera, así que ¿qué hacer un día como hoy en el cuál se puede experimentar tanta confusión e incertidumbre?

Claramente podemos ver los medios de comunicación ofreciendo cifras, estadísticas y aproximaciones de los resultados; las diferentes opiniones se escuchan por doquier y esto puede ser abrumador, sin embargo, hoy nuestra arma más grande es LA ORACIÓN.

Os digo que pronto les hará justicia. Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra? ”Lucas 18:8

Estas fueron las últimas palabras que Jesús pronunció al narrar la parábola sobre la NECESIDAD DE ORAR SIEMPRE Y NO DESMAYAR. En el libro de Lucas capítulo 18 se encuentra plasmada esta parábola en la que Jesús relató la situación de una viuda y un juez que ni temía a Dios, ni respetaba a los hombres” Lucas 18:2. La viuda, una mujer sola y sin quien peleara por ella, insistentemente iba al juez pidiendo justicia de su adversario, ¿cuál sería el caso que la llevaba ante esta corte? Jesús no relató ese detalle, pero lo que si nos hizo saber es que la petición de la viuda era justicia, no VENGANZA. Nuestra primera posición como hijos de Dios es clamar por la justicia basada en la verdad pues de este modo nos posicionamos en ese lugar desde donde el Espíritu Santo nos habla y le escuchamos claramente.

Este juez nada tenía que ver con Dios, ni aún tenía respeto por los hombres a quienes podía ver. La descripción que Jesús narra de tal juez, nos ofrece un escenario realmente trágico y desalentador para quien clama por justicia; este juez, quien en su posición de gobierno debía ejercer una labor de justicia en favor de quienes eran oprimidos, era contrariamente un juez injusto. Sin embargo con lo trágico de este panorama, Jesús dijo que la insistencia de esta mujer hizo que el juez hiciera justicia para ella. Si este juez teniendo su corazón alejado de toda justicia y de Dios, dio repuesta a la mujer, ¿Dios no hará justicia a sus escogidos, que claman a él día y noche? ¿Se tardará en responderles? Os digo que pronto les hará justicia. Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra? Lucas 18: 7-8


¿Crees en el poder de la oración? ¿Crees que tus súplicas por esta nación son escuchadas?

Si piensas que tu oración no tiene un peso o que realmente no puede cambiar las cosas, recuerda esa viuda, no tenía a quien clamar, podía ser fácilmente abusada y pisoteada, era viuda finalmente, no tenía quien la defendiera, nosotros tenemos un Padre, una promesa de que El hará justicia, sabemos que esa justicia vendrá el día que Jesús vuelva por Su iglesia, pero de aquí a ese momento ¿Jesús hallará fe en la tierra? ¿Hallará un pueblo que ora, clama y cree en Su poder?

Hoy te invito hijo e hija de Dios para que clames en tu corazón por esta nación, nuestra labor es creer, del Señor es la respuesta. Creamos para que sea establecido en Los Estados Unidos un gobierno que honre a Dios, que honre la vida, la familia y los principios que Dios nos dejó en Su palabra, que como un día se estableció en el Mayflower Compact (1620) los Estados Unidos de América continúe fundado sobre la Palabra de Dios y esta nación pueda gozar de Su paz y bendición.

43 views
1000x1000logo.png
  • Facebook
Facebook
  • Instagram
Instagram
  • YouTube
Youtube

© 2020 By A&A